Heraldo de Aragon se hace eco de los nuevos paradigmas en los espacios de trabajo.